12/9/15

Ciudades de papel

Cogernos el primer autobús del medio día con destino al centro. Besarnos en cada parada y disfrutar del paisaje reflejado en tus pupilas; manos entrelazadas y sonrisas de por medio.
Recorrer las calles desiertas como yo recorro tu espalda a besos entre cada suspiro. Y que el mejor sushi de toda la ciudad sea aquel que sabe fuerte a wasabi, a soja, y a ti…
Y que el mejor sitio donde pasar el día sea entre tus brazos, en la azotea de un centro comercial saboreando las vistas que se pierden en tu mirada.
Besarte la mano a cada paso y no soltártela. Disfrutar de cosas tan completas como es compartir momentos juntos repletos de risas, juegos absurdos y buena compañía.
Que los mejores polvos sean los de las cuatro de la mañana repletos de ganas y nostalgia, que tu mirada se encuentre con la mía en la penumbra, que seas mi almohada para cada anochecer.
Que las mejores noches sean aquellas bañadas en sudor, en besos entre gemido y gemido y en abrazos de ‘no quiero perderte’.



No hay comentarios:

Publicar un comentario